domingo, 22 de noviembre de 2009

Labor honesta





En primer lugar, me gustaría disculparme por estos dos meses en aparente letargo. Han pasado ya unos seis meses desde que llegué aquí, la apertura del Resort se hace de rogar, seguramente verá la luz a mediados de diciembre, en plena campaña de Christmas and New Year. Noviembre es un mes de muchas visitas y de puesta a punto del resort: periodistas, agencias de viaje y otros que ponen a prueba los diferentes departamentos del resort y su funcionamiento, como si de un simulacro de incendios se tratara. Se destapan errores, falta de coordinación y, sobre todo se entabla un diálogo escaso. Se debe al retraso acumulado que lleva el proyecto que, en ocasiones, no presenta la mayor predisposición para despertar a este gigante llamado SONEVA KIRI.

Todavía no tenemos a nuestra disposición la MAIN KITCHEN, lo que dificulta e impide la realización del training completo para el staff, labor que dará comienzo próximamente: poco tiempo en realidad para que los conceptos se asimilen bien. Y… ¿qué coño hace el Inglada si esto no está abierto? Tengo dos opciones: reemplazar mi posición de executive y ser uno más del grupo, es decir, ponerme a trabajar con ellos, aprovechar cada oportunidad para pensar en un nuevo diseño o soporte de bambú y plantearme la actual situación como un training lento, difícil, sin el mejor entorno ni condiciones, herramientas necesarias e ingredientes oportunos; o abandonarme al letargo a la espera de las LLAVES de la MAIN KITCHEN. Hace ya tiempo que me decanté por la primera opción, que me mantiene despierto, activo e ilusionado en el proyecto. Pienso que muchos profesionales en nuestro país habrían tirado la toalla hace días y, en parte, lo entiendo porque no es el mejor camino para realizar una buena labor.

De mi padrino en esta aventura (Jaume Esperalba) aprendo muchas cosas, y una de ellas ha sido la de fortalecerme mentalmente ante este tipo de situaciones y tratar de sacar ORO DE DONDE NO HAY, con todo lo que conlleva, claro está: con mucha paciencia, comprensión y facilidad para la improvisación. Y todo ello en plan hormiga y con mucha prudencia; cada día es un paso más hacia delante. A veces me digo: “Hay que ser muy fuerte, Inglada, que nadie te vea flaquear y, sobre todo, oculta bien tus sentimientos, que te vean íntegro por fuera aunque por dentro decaigas”. Y de eso se trata en esta nueva etapa frente a la apertura: demostrar que eres válido y mentalmente fuerte .

Supongo que cuando hablo de dificultades os podéis hacer una ligera idea de lo que quiero decir, pero después de tanto tiempo en silencio creo que os merecéis que sea más explícito. La labor de formación se realiza apenas sin medios: utillaje, ingredientes locales, compartiendo espacio de trabajo en la cocina del Host restaurant y cociendo en un horno de convección doméstico. Sí, podría haber esperado hasta el cambio a la Main Kitchen, pero cuando miro atrás veo el gran paso docente que hemos dado sin las mejores condiciones; y es el mensaje que trato de transmitir al staff. Por ejemplo, si ahora somos capaces de elaborar un croissant y un hojaldre invertido de calidad, imaginad por un instante lo que seremos capaces de hacer cuando todas las piezas necesarias encajen. Con esta motivadora lectura empezamos el día: planteando una jornada de trabajo seria y meticulosamente organizada. Si quieres dar un brioche noble, necesitas 6 horas de reposo para obtener la elasticidad y tenacidad necesarias, 12 horas para que se desarrolle algún tipo de aroma y el tiempo de cocción. Es sólo un ejemplo, si bien un punto de partida necesario para obtener resultado y aprovechar para enseñar sistemas de precocción y de fermentación a 4 ºC. Cada día vemos unas 4 piezas distintas y trazo un programa de dos días para su consecución (¡!). No hay clientes todavía, así que hablo siempre del staff, que lo componen 250 personas. Me lo tomo como si fueran clientes, porque es un estímulo, me mantiene vivo, en alerta y despierto. De hecho, aprovechamos cualquier oportunidad para mostrar algo nuevo, presentar lo aprendido hasta el momento, sea para staff, periodistas, agencias de viaje o alguna propietaria de alguna villa que viene a pasar unos días. A veces pienso que estoy trabajando más que en BCN y ¡¡¡el resort no está abierto!!!!

En cualquier caso, se trata de una labor honesta y muy poco reconocida, pero que muy pronto dará sus frutos, seguro que sí.

Por otro lado, hemos aprovechado también para desarrollar diseños de piezas de bambú como soportes para buffet, así como diversos formatos y cortes de hojas de plátano y pandan como complementos para el servicio. A estas alturas cada vez tengo más el concepto: unir el estilo y tendencias del grupo Six Senses a una metodología europea; y conseguir una simbiosis gustativa entre Asia y Europa.

jueves, 20 de agosto de 2009

De nuevo en Bangkok

Me voy a Bangkok, después de casi un mes en Koh Kood. Ahora empiezo a entender todo esto un poco mejor. No es nada fácil, te planteas los inconvenientes y eso mismo te mantiene despierto en todo momento. Así como pensar que no todo el mundo es capaz de adaptarse tan rápidamente a un nuevo país, nuevo diálago, idioma, cultura, comida y, sobre todo, lo más difícil para mí, la convivencia. Soy muy independiente y solitario (algo hermético, como dice alguno). Hemos empezado lentamente con la parte de breakfast buffet, un training insólito porque todavía no disponemos de la cocina (main kitchen) y hay que trabajar en la del staff (host kitchen), con timing (horario) un tanto extraño (3.45 am). En esta cocina evidentemente falta el equipment (herramientas) necesario para realizar un buen trabajo, pero nos sirve como ejercicio de formación. En concreto, de aplicación a sistemas que en breve habrá que inculcar en la main kitchen y, por otro lado, como eficaz método para conocer el nivel y formas de cada uno de los que compondrán el equipo en la operación. Se designa operación al trabajo diario en cocina o en pastelería.
Casi hemos finalizado el primer draft (borrador) de la carta del Soneva Kiri. Jaume Esperalba, executive-chef y padrino, cada día me sorprende. Es un tipo inteligente que sabe de cocina un rato largo y que hace interactuar técnicas, ingredientes y referentes de otras culturas. Aprendo mucho de él y siempre me tiene en el punto de mira, para mantenerme en alerta.
Vamos a realizar un pequeño training en Bangkok, en el mismo hotel en el que estuve, el Centara Grand. Después, un pequeño circuito por una empresa de pastelería-bollería y panadería que tiene varias tiendas en Bangkok. Experiencia de la que espero aprovechar y entender sobre todo: qué espera encontrar el extranjero en Tailandia en estos segmentos de mercado. Aparte de curiosear y hurgar en las entrañas de sus sistemas y en su catálago de productos.
Os comento una anéctodota: en estos días, en que hemos empezado a trabajar a las 3.45 am, imaginaos, sales de la habitación a oscuras y con una linterna enfocando en todo momento el suelo para comprobar que no se cruza ningún tipo de reptil, serpiente por ejemplo, en tu camino. Joder, el primer día estaba horrorizado hasta que alcancé la cocina, sin tropezar con ningún animal de compañía. Hasta pronto.

miércoles, 29 de julio de 2009

Six Senses: de vuelta a Koh Kood

Pasaron los días en Bangkok, y en Sri Lanka, en Vietnam... En breve, atacaré con artillería pesada (técnica) que tuve ocasión de emplear en la última etapa de Bangkok. Estoy de nuevo en la isla (Koh Kood), en mi punto de partida, después de dos meses de aventuras. Es increíble pero el equipo que dejé aquí todavía me recuerda. Khun David (señor David), me llaman. Terminó el tour y empieza la hora de la verdad. Ayer entablé diálogo con el bakery y el que será mi assistant; están muy emocionados y preocupados por hacer las cosas bien. En realidad, me hace feliz comprobar que tienen ganas de trabajar y de aprender. Es motivador para todos. Les he comentado que tenemos mucho trabajo por delante, y poco tiempo para llevarlo a cabo; así que habrá que dejarse las horas y emplearse a fondo. Ha sido reconfortante para mí constatar el respeto y la admiración que me tienen, una actitud que me infunde seguridad y confianza.
Lo dicho, en breve, material bélico del training en Bangkok y de la cena de gala servida en el Sofitel Centara, con princesa incluida.

miércoles, 22 de julio de 2009

Técnica: Recetas de bombones Male

Descargar pdf con recetas en:

Web By David Inglada. Técnica

Cinco días más en Bangkok

En estos momentos estoy despotricando de la puñetera burocracia y el dichoso papeleo. Por culpa de estas historias, tendré que quedarme en Bangkok hasta el martes 28. Y no creo que aguante 5 días más tocándome las narices. Me la vuelvo a jugar, pero esta vez con cabeza y más puntería. A partir de mañana y hasta el domingo, me he montado otras sesiones clandestinas con Sandro (un chef catalán que está trabajando aquí. Mirad el enlace: www.centarahotelsresorts.com). Por supuesto, he pedido autorización al Padrino, y tengo su aprobación. Es más, entiende perfectamente mi situación.
Seguiré informando.

lunes, 20 de julio de 2009

Valores humanos: el intercambio




Creo que de todas las expediciones realizadas hasta el momento me quedo con la última: Colombo, en Sri Lanka (isla al sureste de India, antes llamada Ceilán). En principio, se trataba de una visita de rigor para obtener una parte del visa-work (papeleos legales de tipo laboral) pero de nuevo el plan se fue trazando sobre la marcha. La improvisación se debió sobre todo a la situación política del país (hace apenas dos meses que ha finalizado la guerra). Así que de pronto me vi en un caos de ciudad, un espacio invadido de policías y trincheras, mientras te daba en la cara la imagen más inocente y desoladora del sufrimiento. Más que una bofetada, un shock visual y emocional que me arrastró sin querer a llevar las cosas un poco al límite. En este sentido, acepté la oportunidad de entablar un breve diálogo con el núcleo del desorden de la ciudad y, de este modo, hacer una lectura muy próxima a su situación real. Me acogí al cambio de planes y pensé: ¡que sea lo que Dios quiera!
Reconozco que por mi parte fue un acto inconsciente, pero no lo pensé dos veces y me subí a un main bus (autobús pequeño) sin saber adónde iba, qué tenía que hacer y, peor, ¡quién coño me esperaba! Para contrarrestar tanto interrogante, diré que fue el día que mejor entendí el país y la ciudad, porque hice el recorrido social completo con la incertidumbre de qué me deparaba al final del trayecto. Me la jugué y tuve suerte, porque en el hotel Thewallawwa (paso enlace para que comprobéis que se trata de un sitio precioso: www.thewallawwa.com) el chef y su equipo me recibieron con un inusual afecto, lo nunca sentido hasta la fecha. El chef, nada más verme, tomó la palabra: “Esto se trata de un intercambio. Tú nos enseñas una minúscula parte de cómo hacéis las cosas en vuestro país y nosotros te obsequiamos con el mejor trato, como si del mejor cliente se tratara”. Por supuesto, no lo dudé y acepté el pacto entre caballeros. En mi caso se concretó en algún helado, un bombón, algún referente occidental en vaso, ajustes en panadería y bollería... a cambio de una habitación y manutención a su cargo. Y, lo mejor de todo eso, me llevo recetas locales muy interesantes, que iré compartiendo con vosotros.
Por otro lado, tengo que anunciaros que esto se acaba... me refiero a este particular tour tipo Madre Teresa de Calcuta. Desde aquí quiero agradecer en primer lugar al grupo Six Senses la posibilidad de realizar todas y cada una de estas expediciones, así como a todas las personas que han intervenido en este proceso. Bangkok es la penúltima estación para los puñeteros trámites del visa-work.
Todo es lento, como nuestro protocolo administrativo. Me paso el día en espera y montándome una especie de office ambulante en cualquier garito donde haya wifi free. A pesar de las dificultades, el balance es muy positivo en todo lo recorrido y experimentado. En este tiempo me quedo con dos aspectos que pesan sobre los demás: por un lado, mi método creativo empieza a cambiar: observo que el mundo occidental y el oriental interactúan y se entrelazan, dando lugar a una curiosa fusión o integración. Al igual, asisto a la expansión de mi personal archivo, espero saber gestionar y administrar correctamente este regalo. Por otro lado, y de nuevo, las personas y los medios necesarios para llegar a ellas: el trabajo, el fácil acceso, la sencillez y, sobre todo, la honestidad.

Equipment: coconut microplane





Ahí tenéis el rallador de coco o coconut microplane. Asia, al fin y al cabo, es una de las regiones en las que -entre otras cosas- abunda el coco. En otras entradas del blog, ya detallé algunas de sus variedades. Volvemos a este habitual producto para hablar de un utensilio muy peculiar pero lógico, el rallador de coco. Por lo que me han comentado existen diferentes formatos y el de la imagen presenta un aspecto algo siniestro, aunque destaca por su eficacia. Seguramente, recuerda de forma sutil a un pelador de manzanas alemán.
Su utilización es muy sencilla: se parte el coco por la mitad y se introduce en la " turbina" giratoria. De un coco de tamaño normal se extraen alrededor de 300 g. A continuación, hay que pasarlo por agua y retirar las pequeñas impurezas de la piel que se cuelan ligeramente.
Y nos queda el producto estrella: la leche de coco fresca. Conviene aclarar que nada tiene que ver con la leche, y en nuestro país subsiste esta confusión. Seguramente, por su denominación y porque habrá marcas comerciales que incluyan leche en polvo en su composición. Por lo general, la leche de coco se elabora con agua y, en este país en concreto, es el elemento más habitual, tanto en elaboraciones dulces (sticky-rice, sri-lankan juggery wattalappan (receta comentada en otra entrada del blog) como en propuestas saladas (curries, por ejemplo).


Coconut milk

Ingredientes
300 g de coco rallado limpio y fresco
400 g de agua envasada

Elaboración
Triturar conjuntamente unas tres veces aproximadamente, como si se tratara de una horchata, y filtrar por una estameña. De esta receta se obtienen más o menos unos 250 g de leche de coco. Añadir 25 g de sacarosa y 1,2 g de sal, que ayuda a estabilizar el sabor de la mezcla.

Nota
La foto en blanco y negro corresponde a un tamiz americano (el único disponible en la cocina donde me encontraba). Otro merecido “regalo” para los lectores del blog, junto con la heladora americana.

Equipment: la heladora americana







Inauguro nueva sección: Equipment, que viene a ser el conjunto de herramientas, el material o utensilios disponibles para un determinado trabajo. Acercaros estos –a veces extravagantes- útiles desde tan lejos es un auténtico “regalo”. En esta ocasión, tengo el placer de presentaros a esta heladora americana, de las primeras con batería eléctrica, acción mecánica y enfriamiento por hielo adicionado. Para mí, este encuentro fortuito ha sido el mejor obsequio.
Como ya anticipé, ha sido un training de carácter clandestino, porque estaba fuera de programa y ha tenido lugar en un hotel que no forma parte de la compañía Six Senses. Cuando me lo propusieron, enseguida me convencieron dos argumentos: la disponibilidad de una heladora antigua americana que funcionaba correctamente y el hecho de entablar intercambio gastronómico, cultural y social con las personas que trabajaban allí. Acepté de inmediato la propuesta.


Helado de crema frutas –18 ºC mango Sri Lanka
Aquí en Colombo elaboran los helados de frutas con la adición de yemas y la sacarosa como único edulcorante. A partir de ahí, les propuse una receta nueva y con un sabor único del que presumen: mango Sri Lanka. El inconveniente que presentan todas estas frutas es que cuando las sometes a cualquier técnica fría y comparten territorio técnico con otros intermediarios, su carácter genuino desciende hasta aplacarse. Sin embargo, para mi sorpresa, en este caso no fue así. Las únicas modificaciones al alcance fueron: desestimar la utilización de yemas para facilitar la emulsión, incorporar la leche en polvo, aumentar en un 15% el único azúcar disponible: la sacarosa y agregar un 25% de crema para cubrir la ausencia de agentes emulsionantes. Sin olvidar la práctica: mix de cremas de frutas madurado + puré de mango con trozos de fruta natural. Con la exclusividad de la sacarosa, tendrán problemas de recristalización al cabo de varios días, pero en definitiva el cambio les ayudará.

domingo, 19 de julio de 2009

Local: sri lankan juggery wattalappan/sri lankan crème brûlée




Esta receta de nombre impronunciable no es más que la versión local de la crème brûlée en Sri Lanka. Lo más interesante tal vez sea la asociación de ingredientes que plantea su fórmula y el uso del juggery (ya hice un inciso sobre este edulcorante al explicar la preparación de la infusión de coriandro en Male). Os recuerdo que en aquella ocasión se utilizaba el jarabe de juggery, un tipo de azúcar no refinado que se extrae de un árbol llamado treacle. Se presenta en formato de bloque, tipo panela, o en jarabe parecido al de arce, con matices acentuados de café-regaliz y resina. Aprovecho para remarcar que Sri Lanka es el país de las maravillas en cuanto a especias se refiere. En este sentido, cualquier preparación alimentaria, tanto dulce como salada, ofrece una buena sinfonía de especias y condimentos, sin olvidar, evidentemente, la leche de coco fresca. Incido en este último elemento por su protagonismo, con coco fresco rallado, con una suerte de ¡coconut microplane!, que tritura conjuntamente con agua y, a continuación, se cuela.
Estamos ante una técnica simple, anexada a la familia de cremas y de origen más bien occidental. Eso sí, con la adición de especias singalesas, tales como cardamomo verde, nuez moscada, clavo y canela.
Como resultado, el cardamomo sobresale y se convierte en un perfume superior, con carácter y haciéndose notar. Por debajo, aromas accesorios le acompañan como notas de fondo. Así la canela, el clavo, la nuez moscada y un ajuste de azúcar poco usual en estas culturas.

RECETA

Ingredientes
125 g agua envasada
150 g juggery
3 g cardamomo verde en polvo
4 u clavos
2 g nuez moscada en polvo
3 g canela en polvo
125 g leche de coco
200 g huevos
10 g anacardos troceados


Elaboración
Calentar el agua envasada y disolver el juggery troceado. Infusionar la mezla de especias 6 minutos aproximadamente.
Añadir la leche de coco y colar. Enfriar rápidamente y escaldar los huevos.Verter en recipientes y colocar los anacardos troceados. Cocer al baño maría (25 minutos, aproximadamente según el envase o en cocción mixta: 90%vapor -10% seco durante 15 minutos).

jueves, 16 de julio de 2009

Nuevos horizontes: custard apple y mango de Sri Lanka







CUSTARD APPLE
Aquí tenéis a un pariente cercano de la chirimoya. Es una fruta tipo de Sri Lanka, aunque también nos la hemos encontrado en Vietnam y Male. Su aspecto, como se aprecia en la foto, guarda un gran parecido con la chirimoya, pero más pequeña de tamaño. Al abrirla por la mitad desprende el mismo perfume y presenta un gran número de semillas negras grandes, otra característica coincidencia con “nuestra” chirimoya. En boca es muy dulzona, arenosa y quizá el símil idóneo sería el ensamblaje perfecto entre una chirimoya y una pera de Puigcerdà. El resultado es una fruta muy golosa que, como en el caso de la chirimoya, presenta su mejor condición cuando la superficie cede y se ablanda, adquiriendo su piel un ligero tono grisáceo.


MANGO DE SRI LANKA
¡Qué pasada! Es increíble. Si hasta ahora creíamos haber probado mangos realmente buenos, éste no tiene nada que ver, ya que los supera con creces. Su tamaño es inferior a los que había visto desde mi llegada a estos lares (mango de Male, Vietnam, Tailandia..., entre otros) pero no por ello inferior en su calidad, al contrario. Preparaos para una nueva ruta por la biblioteca del gusto o archivo gustativo. Lo he probado mientras iba por la calle, “paseando” entre policías y lugareños. Es una fruta carnosa, fibrosa, jugosa; con la carne de color anaranjado muy vivo. Desprende un matiz dulzón muy acentuado y, sorprendentemente, exhala un sutil perfume de notas cítricas, que perduran en boca, de forma exclusiva y longeva. Creo que es lo que más engancha del estado y calidad de estas frutas (todas ellas nuevas a nivel gustativo, si bien muchas de ellas inscritas ya de algún modo, otro bien distinto a éste, en nuestros archivos), es que permanecen en el paladar, se instalan ahí un buen rato tras la degustación. Y así te regalan un grato recuerdo.

miércoles, 15 de julio de 2009

Nuevos horizontes: Queen coconut






El queen coconut es un producto que uno se encuentra en medio de la carretera. En otra ocasión vimos el young coconut. No sé si recordáis, un fruto dulzón con un toque salado, del que se utilizaba exclusivamente el agua. En esta ocasión, el queen coconut resulta muy divertido e interesante. En primer lugar, lo preparan para disfrutar del agua: dulzona, con un toque salado y completamente transparente a la vista. A continuación, lo parten por la mitad y con una punta del mismo coco se extrae la carne del interior, levantándola hacia fuera. La carne es muy especial: salada, ligeramente dulce y sobre todo muy gelatinosa de textura. Por lo que veo, por aquí lo toman como refresco y tentempié. La pieza cuesta unas 30 rufiyaas (rupias de Maldivas), que es la moneda de Sri Lanka. Un precio que equivale a 0,3 dólares americanos, aproximadamente.
Aprovecho para comunicaros que tengo más complicado desde aquí el tema de acceso a Internet, así que no me puedo extender mucho por ahora, ni responder a algunas cuestiones. En cuanto pueda, lo haré. Gracias.

Six Senses: desde Colombo (Sri Lanka)




Es mi tercer día en Colombo después de una campaña peculiar en el Soneva Fushi de Maldivas. Estoy arreglando unas cuestiones del visado, a la vez que preparo un par de demos “clandestinas” en un hotel de la ciudad. Ya detallaré el programa más adelante, y algunas fotos que muestren un poco el perfil del país. La verdad es que al llegar te acojonas por el despliegue militar, por aquí hay policías por todos lados... nada que ver con los Mossos. Según me cuentan, la guerra ha finalizado hace apenas dos meses. En la calle se observa un paisaje de contrastes, donde el lujo comparte espacio con trincheras y metralletas. Y, ¡joder!, impresiona aunque no hay que alarmarse. La situación está controlada y el “foreign” puede fumar por la calle sin que le multen con 20 dólares americanos, la penalización que debería pagar un ciudadano por disfrutar de un cigarro.

domingo, 5 de julio de 2009

Técnica: bizcocho sin harina de jengibre




Este tipo de bizcocho sin harina es realmente interesante. Su fórmula y método quizá no sean muy ortodoxos, pero el resultado es uno de los mejores bizcochos de jengibre que he probado. La referencia más cercana se encuentra en el bizcocho de zanahoria ejecutado por sistema genovesa y en el que, normalmente, se sustituye el habitual sólido en los bizcochos, la harina, por almendra en polvo. En este caso, cambia el sistema. Dejamos de lado el cake y la almendra en polvo y nos quedamos con bread crumbs, que viene a ser como el pan rallado pero con una granulometría mayor, y se cuece al baño maría, a una temperatura aproximada de 120 ºC. Resulta extraña esta combinación de sistema y cocción, si bien lo entiendo como metodología inteligente. Con frecuencia, en nuestro país, una forma de aligerar los bizcochos batidos pesados es la incorporación de merengues franceses al final de la mezcla o la utilización de elementos húmedos con el fin de suavizar el pH final de la masa. En este caso concreto, y usando una fórmula y sistema próximos al cake, la pesadez característica de éste se compensa con el uso del jengibre fresco. Se tritura conjuntamente con el bread crumbs (que absorbe prácticamente toda la humedad del jengibre y lo deja en disposición para la mezcla).

Receta
500 g de mantequilla, 500 g de azúcar muscovado molasses o dark molasses, 400 g de huevos, 400 g de bread crumbs (concretamente cake crumbs), 10 g de impulsor; 250 g de jengibre fresco.

jueves, 2 de julio de 2009

Nuevos Horizontes: coriandro (coriandrum sativum)





El tamaño de esta variedad en Male es el doble al que estamos acostumbrados. Sólo por esta particularidad ya se precisa un espacio mayor al previsto en el lugar donde se vaya a conservar. Por otro lado, si de buenas a primeras lo asociamos a las sutiles notas cítricas que desprenden las habituales semillas de coriandro, cabe eliminar este registro de la memoria porque en Male aparece asociado a un perfume cítrico del tipo que libera la lavanda. Es decir, si hasta hoy y dentro de la personal clasificación gradual de notas cítricas, el coriandro ocupaba el último lugar; a partir del coriandro de Male, se puede decir que comparte liderazgo con la lavanda.
Ya tuvimos contacto con estas semillas al preparar trufas para bombón de coriandro-coco (recuerdo que es una buena asociación); si bien la pureza de esta especia queda en evidencia al degustar la segunda bebida más popular en Male (la primera es el té): la infusión de coriandro, que endulzan ligeramente con un tipo de azúcar presentado en forma de panela o bien líquido (de argumentos parecidos a los del jarabe de arce) llamado jaggery. Es realmente buena y ahí va esta asociación muy interesante: coriandro-miel, eso sí, respetando la dinámica gustativa a la que están acostumbrados: 750 g de agua envasada+150 g de semillas de coriandro-Male +45 g de jaggery. No lo olvides Inglada, hay que obviar la maceración y la infusión de 4 minutos y utilizar su sistema de extracción (a mi modo de entender, como una decocción): ebullición conjunta del agua con la especia,el jaggery y la infusión prolongada y tapada de 90 minutos.

lunes, 29 de junio de 2009

Prensa: La Confitería Española entrevista a David Inglada




Un inciso para comentaros que ya está en la calle en número 856 de La Confitería Española (Montagud Editores) con mi entrevista.
Para verla completa podéis ir al siguiente enlace:

Web By David Inglada. Prensa

Más información: www.montagud.com
www.laconfiteria.com
www.elblogdelaconfiteria.blogspot.com

domingo, 28 de junio de 2009

Inglada social: Jaume Esperalba, el Padrino




Os mando un vistazo a mi otro yo, no tan profesional. Para que luego os quejéis del plano fijo de obrador. Ahí tenéis una imagen de una persona que ha resultado esencial en mi nueva etapa en Six Senses, Jaume Esperalba. Sí, el Padrino Esperalba, y estoy encantado de presentároslo porque es una gran persona. ¡Vaya! Alguno estará defraudado porque esperaba –Esperalba- otra cosa… y no al capo, al padrino (no tan sanguinario como el de Coppola, claro). Jaume es la persona que ha confiado y que ha apostado por mí. Y le estoy muy agradecido por la oportunidad. Poco a poco, dadme tiempo. Habrá más, por ahora os envío lo que he escrito sobre él y para él.

Me he encontrado con Jaume estos días en Soneva Gili (él era hasta hace unos meses el chef-ejecutivo de este Resort). Le acaban de otorgar el cargo, para entendernos, de supervisor o delegado de todos los Resorts clasificados en Soneva: Gili, Fushi y Kiri. Enhorabuena, Jaume. Tengo que deciros que es todo un personaje... últimamente, le ha dado por tomar agua caliente con limón después de comer y cenar. Desde luego, es una persona muy respetada; todos escuchan sus sabios consejos dentro del grupo. Y es que sabe siempre cuál es la mejor opción, la mejor vía a escoger en cada momento y circunstancia. Aprendo de él muchos aspectos y valores humanos, totalmente nuevos para mí y, sobre todo, le escucho. Me doy cuenta de que acabo de aterrizar aquí y todavía no entiendo casi nada. Jaume establece márgenes, nos cede espacio. Además, los dos somos catalanes y hablamos la misma lengua, si bien somos conscientes de que no estamos en Cataluña y tampoco trabajamos en un restaurante de hotel de Barcelona. Esa particularidad, aunque parezca una obviedad, es la que marca la diferencia; en muchas ocasiones, Jaume me repite un breve discurso y viene a decir que si nos ven demasiado tiempo juntos, nos desplazamos del resto de staff. Una actitud que, de repetirse, transmite un mensaje que -sin querer- dificulta la conexión. Perderíamos lo ganado, bloquearía la posible comunicación y generaría desconfianza.
En ciertos momentos, Jaume es el mejor abrigo para mí, ese experto aliado que siempre sabe lo que hay que hacer. Cuando me asaltan las dudas, con una mirada lo resuelvo: ¿puedo?, ¿debo?, ¿es la justa medida?, ¿por aquí?... Y Jaume responde a los interrogantes: "Enseña lo justo, David, que nuestra verdadera campaña aún no ha empezado. Entonces, habrá que darlo todo. Somos buenos, tenemos la capacidad para conseguirlo y se nos ha brindado la oportunidad de estar al timón de un barco impresionante llamado Soneva Kiri".
Tiene razón, hay infinidad de profesionales perfectamente capacitados para llevar a cabo y dirigir esta "misión", pero Jaume y yo -entre otros- tenemos el privilegio de haber sido elegidos para la operación. Por lo que a mí respecta, aprovecho la ocasión para ir dejando ligeras huellas -en la medida de lo posible-, entablar una buena sintonía y tratar de sorprender a mi equipo con el trabajo realizado, que los profesionales se descubran a sí mismos en el cambio y se sientan satisfechos de la evolución. Lo justo en un objetivo compartido, factible y creíble, casi un tanteo. Esos pequeños signos, actitudes quizá, sin grandes pretensiones... serán síntomas del cambio, de la mejora personal y profesional; me siento responsable de esta función, porque no es otra cosa que el aval de mi fichaje.

Nuevos horizontes: Longon fruit y kirubonkibaa







LONGON FRUIT, EL 4º ELEMENTO. Aunque su origen es asiático, estamos ante una fruta propia de Tailandia y conocida bajo el nombre de dragon’s eye, y que hemos descubierto en Male. ¡Y qué grato descubrimiento! Os recuerdo que soy un apasionado del clan familiar de los litchis-rambután-mangostán. Los menciono según gradación e intensidad aromática, de menor a mayor. Sólo me faltaba conocer al cuarto miembro de la familia, el longon. Es único, así como el litchi y el rambután se asemejan, y el mangostán ejerce como superlativo de éstos, el longon ofrece un sabor especial que lo hace incomparable al resto de la familia. Su aspecto recuerda al litchi, si bien resulta un poco más pequeño en cuanto a su tamaño. Eso sí, se extrae la cáscara del mismo modo. Su perfume es menos floral, se intuye de un modo más bien etéreo (es dulzón, maduro, con un ligero toque a fermentación). En parte recuerda al sutil olor de la horchata, por buscar una comparación conocida. Es muy acuoso, con una sensación pulposa y carnosa, aunque menor que en el caso de los hermanos pequeño y mediano, litchi y rambután, respectivamente. Dulzón sin exceso, con un sabor muy especial y agradable que, bajo mi punto de vista, propone un ensamblaje equilibrado, entre dulzor, como de leche de almendras y maduración.
LAS ORELLETES DE MALE : EL KIRUBONKIBA. Es un tubérculo, de condición física y tratamiento culinarios. Su aspecto recuerda a un tupinambur peludo y el sabor, muy cercano a una patata. Pero lo agradable y sorprendente fue su tratamiento y puesta en escena: se pela, se lamina y se fríe. Luego, se reboza con azúcar grano y se sirve como amenities (snacks dulces de bienvenida servidos en un soporte con forma de velero, de madera, que sirve como detalle a la llegada de los clientes a sus respectivas Villas del Resort). Me recordaron a las orelletes tradicionales y clásicas de Lleida, pero más finas y más crujientes .
De hecho, en nuestro país, hubo una temporada en la que se puso de moda la incorporación del plátano macho o verde, la flor de loto y, entre otros, como snacks salados previos a los aperitivos del menú. Se laminaban, se freían y se sazonaban. En este caso estamos ante un nuevo snack, con la excepción y hábito propio del país de condimentarlo con azúcar. Una idea para cambiar el condimento salado así como la ubicación del plátano verde macho o de la flor de loto, ¿no?

sábado, 27 de junio de 2009

Six Senses: mi primer postre Spa





Hoy me han encomendado la realización de un postre Spa Six Senses para una revista americana. Os hago llegar la foto y la suma de ingredientes planteada: Grilled wrapped mango with lemon grass ginger soup and longon granite. Traducido al español sería algo así como Atadillos de mango a la plancha con sopa de lemon grass y jengibre con granizado de longon. Longon es el cuarto miembro del clan litchis. Uno más en la familia, ya numerosa…
Lo más importante es la finalidad de postre y la asociación de elementos de su composición, aparte de que es mi primer postre Spa Six Senses. Algo para recordar, porque no sé si seré capaz de parir algo así de nuevo.

Six Senses: de cheese room a chocolate room








Bien, habemus chocolate room, después de una intensa reconversión. De hecho, ya habéis visto alguna imagen del antes y del después, en un radical cambio de imagen. De cheese-ham room a chocolate room. Prueba superada y con nota. Ya tenemos un espacio organizado, con buffet y cata-test. Estoy satisfecho del resultado. Veo que el planteamiento, la estructura o la columna vertebral que sostienen el chocolate room no están nada mal. Hay un 75% de producto finalizado (bombón, rocher, mermeladas de frutas con chocolate, pies de chocolate, muffins, macarons, kouglof de chocolate, chocolates líquidos…) y un 25% de producto semielaborado con presentación en diversas texturas de chocolate (mousse de chocolate, crumble, cacao en polvo, virutas...) con interacción del cliente, que será el improvisado autor de su propio postre. A partir de aquí, se plantean varias alternativas: desde un maridaje con vinos y la explicación detallada de cada una de las propuestas planteadas y a un precio conveniente, hasta el despliegue y el glamour de tener a disposición del cliente un chocolate room (ambas propuestas encajan perfectamente con las características de los Resorts de Six Senses). Anoche, después de la cena, se obsequió a los clientes del Resort con la oportunidad de disfrutar y degustar la primera versión del Chocolate Room-Six Senses (de momento por un día). Un gran estreno.
De momento, el balance es positivo. En Male se pueden hacer las cosas bien, pero -otra vez- con prudencia, humildad, paciencia, trabajo diario, comprensión y coherencia con las herramientas, condiciones y, sobre todo, con las personas. Al final, todos acaban echándote una mano y agradeciendo el trabajo y la formación. Esté donde esté, creo que entiendo y comprendo el diálogo que debo establecer.
Me quedo con esto, con las nuevas asociaciones de elementos aprobadas y las familias de técnicas en fase de prueba, en otro continente y en condiciones geográficas tan distantes a lo visto hasta ahora. Y, en breve, una sorpresa para todos. Creo que podréis ver una faceta diferente, para salir un poco de la rutina de trabajo. Gracias de nuevo por seguir mis andanzas.

jueves, 25 de junio de 2009

Six Senses: Chocolate Room-Male Flavours







Estoy en Male (Resort Soneva Gili). Os mando un enlace para que os situéis.

http://www.sixsenses.com/soneva-gili/Accommodations-and-Rates.php

Aquí los requrerimientos expresos son la confección y diseño de un chocolate room, que estará situado en una zona fría cercana a la bodega del Resort. En este lugar, hasta ahora, residía olvidada una reliquia de máquina cortafiambres que compartía espacio con toda suerte de embutidos de calidad. Había incluso jamones y quesos de diversa procedencia y variedad. La creación de este chocolate room debe constar básicamente de producto elaborado y finalizado en el Resort, de características organolépticas variadas, elementos individuales del propio chocolate (así, cacao en polvo, nibs de cacao, presentación y texturas) para una intervención interactiva del cliente. El esquema es el siguiente:

ESTRUCTURA

1. Elementos individuales

* Cacao en polvo
* Nibs de cacao

2. Productos elaborados y finalizados en el Resort

* Bombones de corte y de molde
* Chocolatinas
* Drink chocolate (chocolates líquidos)
* Cremas untables de chocolate
* Chocolate Muesly
* Chocolate pie and cake
* Brownies chocolate
* Chocolate muffins
* Cookies variadas
* Macarons de chocolate
* Chocolate ice cream



3. Elementos interactivos de chocolate

* Bol mousse chocolate (textura espumosa)
* Bol virutas chocolate (textura crujiente)
* Bol salsa (salsa de chocolate)
* Fondue chocolate (brochetas frutas)
* Chocolate bread (base para untar)
* Mermeladas chocolate y frutas

Hemos empezado con la parte de productos elaborados y finalizados: Chocolate truffles (y de aquí se puede extraer la segunda parte del artículo, Male Flavours). La tendencia en este país es la utilización de notas cálidas en todo momento, sea cual sea su finalidad; a diferencia de Vietnam o Tailandia donde predominan más las notas frescas. Y la intensidad aromática-gustativa: la costumbre y la tradición implican en todo momento perseverancia en la fijación de los sabores planteados. No vale con ligeras pincelados o paseos fugaces por los sabores propuestos, y eso me fascina. La primera labor ha sido la creación de trufas-male bajo la exigencia antes apuntada. De ahí se extraen conclusiones claras: no basta con la infusión en caliente prolongada o maceración de tres días para la extracción del sabor en cuestión. Es decir, infusión del líquido+trituración conjunta de éste (para obtener mayor intensidad y persistencia gustativa). El sabor del chocolate debe ser menos amargo, la única cobertura es de 70% cacao de Valrhona y hay que neutralizar el Bitter con el uso de un 75% en combinación con un 25% de cobertura de leche 40% cacao.

Combinaciones muy interesantes elaboradas en frío.

CHOCOLATE MALE TRUFFLES

1. Lemon grass+lime
2. Roasted fenne seeds (incorporación nueva para mí, de la semilla de hinojo tostada. Muy bien)
3. Orange skin+cardamomo+ cinamomum
4. Caramel+passion fruit+rhum
5. Coriandre+coconut (impresionante la combinación del coco y el cilantro semilla (el cilantro de aquí es otra historia)
6. Mango+ginger
7. Carum carvi+coconut
8. European flavour: irish coffee (café+whisky)

domingo, 21 de junio de 2009

Valores Humanos: staff congratulations





Es una tarea difícil, pero al final se puede llegar a las personas a través de una labor digna, sin pretensiones y, sobre todo, de una forma humilde y comprensible, sea cual sea su procedencia. Éste ha sido el mejor regalo, mejor que las felicitaciones recibidas por Assitants Managers, Food and Beverage, executives assistants managers... ya que todos ellos se enfrentan desde la distancia. ¿Y qué coño saben ellos de los inconvenientes y adversidades reales diarias a las que debe someterse un profesional? Han sido diez días de aprendizaje mutuo, porque también yo he aprendido de ellos y, más todavía, de aquellos adversarios con los que en un futuro próximo tendré que debatirme (ingredientes-mecánica-personajes, y un largo etcétera). Confieso ahora que el valor humano ha sido la máxima prioridad, la conclusión que extraigo hoy, y todo el equipo ha entendido que el esfuerzo, la atención, la voluntad y la profesionalidad se merecen un brindis por dar con la mejor fórmula de agradecimiento. Y no voy a las grandes palabras sino al detalle, a lo particular, a lo personal, a una sencilla tarjeta que vale más que nada. Han firmado todos ellos. Para mí es inestimable, inexplicable. Es lo mejor de todo. Hoy veo mi función aquí, y estoy convencido de ello: enseñar, aprender, llegar a esta gente con estas herramientas... TAN NOBLES. No se me ocurre otra cosa porque lo siento así.

Puedo partir hacia el próximo destino satisfecho de haber realizado una campaña más bien noble, de la que que se puede extraer un balance final positivo. Por supuesto, hay muchas cosas que mejorar y muchas otras que olvidar, pero quizá la mayor incógnita sea -si todo esto es verdad y no un simple espejismo vietnamita- ir desvelando lo que me depara mi nuevo trabajo a cada paso. He tenido el privilegio de trabajar con materias primas concretas y de calidad (cobertura Valrhona, estabilizantes puros de helados Cremodan y Fructodan, glucosa deshidratada DE 38/DE 21, pastas de frutos secos puras, frutas confitadas de calidad, pectinas X.58/MRS 150Louis François, frutas y purés de frutas congelados Boiron (sí, ahí llega de todo y de lo mejor) y algún producto más, pero espero que todo ello quede en algo más que 10 días y que no nos falte de nada!!!! Porque lo bueno y lúdico de esta práctica docente es la continuidad a un ritmo moderado, seguir sembrando de forma constante y sin miedo a perder la silla de lo mostrado y enseñado. No perdamos de vista la idea de que la docencia es una vocación que parte de la generosidad. Enseñar a pescar, a que aprendan la técnica y sean capaces ellos mismos, con total autonomía. Y darles margen, que tengan espacio para crear, con ilusión. La misma que siento ahora.

En fin, mañana Maldivas, con nuevos propósitos.

jueves, 18 de junio de 2009

Six Senses: El gran bufet




Al fin el bufet se dejó inmortalizar y ahí lo tenéis (mucho ruido y pocas nueces, ¿no?) Alguien me pide fotos menos “previsibles” o que no ofrezcan esa sensación de déjà vu, pero de momento no habrá lugar a la espontaneidad y ofreceros un vistazo fuera de pose y encuadre. No habrá making off por ahora, lo siento. Me encuentro en una puesta a punto acelerada y todo mi tiempo se va en una completa inmersión: de idioma, de harinas, de levadura, de trato personal, de psicología, de frutas, de ironía Inglada en inglés…, que aunque no lo creáis tiene su gracia.
Para que os hagáis una idea, en mi cartera llevo dólares americanos (los justos, ¿eh?), bahts tailandeses y dongs vietnamitas. Ése es el cóctel de monedas que llevo en el bolsillo. Aparte, cuatro billetes electrónicos para canjear entre el sábado y el domingo que me llevarán: Vietnam-Bangkok-Colombo-Male (Maldivas). No hay más planazo que ése.
Además, tengo que presentar recetarios por email del training anterior y los de éste (en Vietnam) a los SOUS chefs de ambos Resorts. Me lo tomo con calma pero es una disciplina diaria, que llevo a cabo de forma constante. De momento, poca vida social, nada de tiempo de ocio. Todo llegará –espero- y, por supuesto, recibiréis la crónica oficiosa sin posados de chaquetilla. Tiempo al tiempo. Gracias por seguirme; es alentador saber que andáis por ahí…

miércoles, 17 de junio de 2009

Six Senses: You can!




Jornada muy interesante la de hoy; YOU CAN! (sin pretensiones de Inglada for President). Hoy me había propuesto un planteamiento arriesgado y no estaba del todo convencido. Ayer se me ocurrió pedir las fichas técnicas de "BREAD FLOUR" y "CAKE FLOUR" (son las dos únicas harinas disponibles aquí); la primera tiene una W.22O (semi-fuerza) y la segunda, aproximadamente, W.110. Si se mezclan las dos a un 60%/40%, respectivamente, se pueden conseguir resultados interesantes, si bien la carencia aromática de éstas requiere la utilización de masas madre jóvenes (24/48 horas) para aportar SOUR (así es como aquí denominan la acidez) y obtener una buena extensibilidad y tenacidad. Me siento feliz, porque en realidad no esperaba resultados tan positivos.
Esta mañana, para empezar, hemos pastado: pan de cereales, rústico, de cacahuetes, hojaldrado con tomate seco y con crema de queso; por último, el de nueces. La tendencia en todos los Resorts es el formato individual, sin masas madre, de fermentación rápida y sin corteza. Creo que hemos realizado una buena campaña con el planteamiento de fermentaciones en bloque de 1 hora- hora y media (para obtener mayor tenacidad en la masa y desarrollar más aroma), la utilización de masas madre jóvenes (mejor control de la acidez de ésta, máximo 3 días), formatos de panes grandes: nueces-250 g, rústico-500 g, cereales-500 g, cacahuetes-200g, hojaldrado-200 g y la precocción de éstos. Y no sólo eso, parece que lo han entendido cuando es algo nuevo para ellos. Sobre todo, se han mostrado sorprendidos (yo también, por cierto) ante la corteza tan crujiente que hemos obtenido.
Sin duda, me he lanzado al abismo porque no las tenía todas conmigo ni muchísimo menos. Tendríais que haberme visto meter la primera lata en el horno (de suela vietnamita y sin vapor). Alucinaban y me miraban con gesto extraño cada vez que me veían tirar un cubo entero de agua, previamente a la cocción. Así y todo, ni uno solo se ha quedado sin greñar o desarrollar el proceso con total corrección. Lo cual demuestra que se puede elaborar pan de calidad en el culo del mundo… (eso mismo es lo que yo murmuraba por dentro).
Sin embargo, creo que no será fácil que incorporen este nuevo formato (nuevo para ellos, claro) en su oferta y hábitos cotidianos. Por supuesto, es otro concepto que precisará la implicación expresa del servicio, a la hora de proponer un producto de calidad: presentarlo en cesta expositora y corte in situ en el Main Restaurant. Desde luego, espero no haberles complicado la existencia, sino aportarles un nuevo valor, conocimientos, posibilidades, otras técnicas… que tal vez, con espacio y tiempo suficientes, puedan encontrar su lugar adecuado. Interés, motivación, ilusión, conocimiento son claves en la propia creatividad, todo un incentivo en el trabajo. Para ellos todo es innovador.
Mañana requerimientos en helados y sorbetes. Ambos son productos omnipresentes en las cartas de postres del grupo. Y tanto es así, que parecen cartas de vinos, llegando a figurar más de 60 FLAVOURS diferentes, igual que interminables referencias de caldos. De todas formas, no puedo olvidar en ningún momento que en esta casa hay que escuchar y actuar con suma prudencia, con toda sutileza. No sirve de nada ir de Superstar, y en plan qué bueno soy, para pasar a elaborar recetas individuales para cada uno de los sabores planteados (que sería lo técnicamente correcto). Pues no, encanto: “éste no es TU Resort, ni lideras TU equipo… Y, para colmo, en dos días te largas a Maldivas con otras peticiones expresas”. Hay que ser consciente de que uno es un “mandao” y la labor esencial del training en este caso es elaborar una receta UNIVERSAL para sorbete y otra para helados. Y punto. Es decir, concisión: conteste a lo que se le pregunta; pues lo mismo, responda a lo que se le pide y no me cuente su vida. Por ahora es así.

martes, 16 de junio de 2009

Nuevos Horizontes: Albahaca, sampodia, lemon grass







ALBAHACA VIETNAMITA (hierba aromática)
En Vietnam existen varios tipos de albahaca que se acercan mucho a lo que ya conocemos, pero una clase en particular es realmente interesante. Todas las variedades, sea cual sea sea su morfología, tienen en común la calidez, la persistencia aromática y el inconfundible sabor, si bien una especie concreta se caracteriza por su fragancia, tan profunda e intensa, tan longeva y perdurable, a CÍTRICO. Algo nunca captado ni aprehendido antes. Aroma cítrico-mandarina y realmente duradero. En este caso, no se asocia a los frutos secos (piñón, sobre todo) y a la pasta. Es muy común el maridaje con guisos vietnamitas de pescado o con ensaladas. Sin embargo, aprovechando uno de los trainings anteriores, hemos puesto a prueba su longevidad sometiéndola a técnicas frías en combinación. Así, por ejemplo, sorbete de naranja Vietnam-albahaca Vietnam (azúcar de albahaca Vietnam 90%) y técnicas de cocción: bizcocho de aceite de albahaca Vietnam y los resultados fueron muy buenos. Seguro que a nuestros cocineros les encantaría introducirla en sus platos nobles de pescado.

SAMPODIA (fruta vietnamita )
Sorpresa. Sorpresa porque no soy amante del marron, crema de castaña o puré de castaña. Y esta curiosa fruta, envuelta en una cáscara blanda y de un tamaño próximo a un níspero, recuerda bastante a estas preparaciones a base de castaña. Es muy dulzona, poco acuosa, pobre desde el aspecto aromático; en boca es carnosa, ligeramente fibrosa y se funde en puré en la degustación. Se acostumbra a tomar sola (siempre en las mejores aptitudes de madurez; si no es así, deja mucho que desear).

LEMON GRASS (método para extraer el jugo)
¡Cuidado cuando tratéis con el LEMON GRASS o hierba limón; son palabras mayores! No podemos olvidar que es el símbolo-perfume de Six Senses, además de emblema asiático. Al principio, cometí errores inofensivos, al someterla a maceración o infusión en caliente. Me dije, “olvídate, inglada, y aprende de ellos, que han hecho del lemon grass uno de sus hábitos de consumo”. Para extraer todo su perfume, en primer lugar, hay que aplastarlas con un rodillo y después llevarlas a ebullición con agua mineral -partiendo de frío- durante una hora, aproximadamente. A mi modo de entender, se trataría de una decocción prolongada (infusión de raíces y rizomas, jengibre-galanga-regaliz). A continuación, se pasa por un colador y se reserva hasta su utilización. Ahí va una asociación vietnamita, refrescante y muy buena: LEMON GRASS JUICE. Consiste en el zumo anterior de lemon grass con jengibre y zumo de lima (¡se te pone la piel de gallina! cada sorbo es una nueva sensación, como un escalofrío). Hay que probarlo, ya me diréis.

lunes, 15 de junio de 2009

Six Senses: Y el bufet que no se deja fotografiar

No hay manera humana de fotografiar el bufet, de nuevo me lo han levantado. Ya van dos y como dicen que a la tercera va la vencida… veremos si también es efectivo en Vietnam. Tendré que esperar a pasado mañana para presentar las masas fermentadas, las masas hojaldradas, los chocolates líquidos y las mermeladas.
Hoy ha sido un gran día docente para mí. Con una harina ínfima hemos conseguido elaborar masas del calibre kouglof, ensaimadas, brioches para la live station, brioches hojaldrados y savarín de chocolate. Creo que me la voy a jugar y en dos días me arriesgaré a elaborar pan en formato de 2.200 g. En este entorno, es prioritario compensar la falta aromática y gustativa de la harina con fermentaciones largas en bloque (entre 6 y 8 horas), con el fin de aportar el aroma y la esencia características de las masas fermentadas.

La Confitería Española se entrevista con David Inglada




En breve estará en la calle un nuevo ejemplar de la Revista técnica La Confitería Española, número 856/857, de Montagud Editores. En esta publicación podréis leer una amplia entrevista con su directora, Claudia Bellido, que tuvo lugar justo antes de que me viniera a Tailandia por tres años. Más información en:

www.elblogdelaconfiteria.blogspot.com
www.laconfiteria.com
www.montagud.com

Six Senses: Llegando a las manos




Cuarto día en Evason Ana Mandara Nha Trang. ¡Y quién mi iba a decir a mí que íbamos a llegar a las manos!, en el mejor de los sentidos, claro. Ahí está la foto del día, estrechando lazos, fumando la pipa de la paz Vietnam-Spain. Tras las tímidas sonrisas, pelín forzadas algunas -a propósito-, al fin nos damos la mano. Aunque en la fotografía apenas se ve, para mí se trata de un esperado y significativo gesto, todo un hito en la expedición vietnamita. Por este motivo, os hago llegar la imagen.

domingo, 14 de junio de 2009

Six Senses: Dientes, dientes…




Como podéis ver, era cuestión de tiempo. Al tercer día por aquí… ¡mirad qué sonrisas! aunque todavía algunos se me resisten en este pulso. No quiero pensar qué ocurrirá el décimo día en Vietnam y la imagen apoteósica que os enviaré. De todos modos, no os engañéis, porque se me escapan algunos I KILL YOU (entre dientes). Y me digo: tranqui, Inglada, de buen rollito, y parece que lo entienden. De hecho, estoy convencido de que empiezan a captar mi humor hermético y algo inglés, el gesto irónico, la sonrisa y la broma…
Me da por soltarles: ARE YOU HERE OR ON THE VIETNAMIT MOON????? o alguna otra como: YOU ARE VERY INTELIGENT BECAUSE YOU DON’T ASK ME NOTHING!!!!
Mañana os prometo más. Hoy tenía intención de montar un buffet pero otra vez me joden: “no, mejor mañana porque el HEAT STAFF estará presente –para la ilustrísima degustación-“
Confieso que me siento algo cansado. Desde que llegué no he tenido un día en OFF (día de fiesta como le llaman aquí) y eso se nota; ir enchufado todo el día te desgasta. Gracias por los ánimos, llegan todos; gracias también por los mensajes que hacéis llegar a través de todos los canales que tenemos a nuestro alcance. Sigo adelante. Mañana me toca sesión de masas fermentadas. Y en este aspecto, me enfrento a problemas con las harinas y el calor. Aunque no lo parezca, las dificultades son la parte positiva de esta experiencia porque forman parte de mi personal training. Aprovecho las nuevas circunstancias para aprender a solventar cada obstáculo, sobre todo de cara a mi futuro próximo en Soneva Kiri, mi destino final. Llegaré a mi isla el 17 de agosto, para el training SONEVA KIRI PASTRY TEAM!!!!
La lectura positiva de las cosas, por pequeñas que sean -y más aún en la adversidad solitaria-, es al fin y al cabo tu mejor aliada. Por este motivo, cada día pido a mi grupo una foto conjunta. Para ellos, desde esta cultura, resulta esencial transmitir bienestar. Y, como podéis ver, la foto es un símbolo de buen rollo.
Y hablando de rollo, menuda persiana… me parezco a alguien que conozco. Todo se pega…
Un abrazo a todos

sábado, 13 de junio de 2009

Six Senses: 2º día en Vietnam






Día a día, vamos mejorando. Os paso unas fotos. Una de grupo y otra de mesa de trabajo. ¡Coño!, qué duro es esto. La habitación es peor que el zulo de José Ortega Lara.